Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 39 - Verano 2015
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

Acuarela de Mª José Sanz

El solsticio de verano nos anuncia que las temperaturas aumentan y los temperamentos emergen. Vienen días de receso —hasta de lo que gusta es necesario descansar— y de emprender tareas no habituales. Ahora no habrá pretexto para comenzar o reanudar ese libro que, durante las tres estaciones menos propicias, quedó pendiente de leer o de escribir. Como tampoco lo habrá para la visita que continúa esperando, ni para el viaje aplazado hasta mejor ocasión, ni para liberar del improcedente pudor el proyecto oculto en un cajón. No, el verano no es época de pretextos, porque la luz insolente los dejaría en evidencia.
Si muchas revoluciones —matices aparte— han visto su origen en verano, éste puede ser el idóneo para emprender la que por fin nos reconforte con nuestro espíritu. Hagamos que sea posible disfrutando de la literatura, la música, el arte, el cine, la paz de un paseo con sol poniente o la distendida tertulia entre amigos. Al menos, hasta que vuelvan los pretextos o tratemos de eludirlos.