Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 0 - aņo 2005
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 A veces se dice que los jóvenes nos quejamos de vicio o que ni siquiera nos quejamos, lo que es aún más triste. Y ya no sólo nos achacan que no exponemos nuestras críticas, sino que también se atreven a recriminarnos la falta de ideales y/o inquietudes.

Pues bien, señores y señoras ya no tan jóvenes, aquí estamos y, atención, hemos venido para quedarnos. Abran sus mentes y vean como los jóvenes tenemos motivos por los que levantarnos cada mañana. Quizás la política no nos interesa demasiado porque ya no hay colores, todo es igual un año tras otro, y, por lo tanto, sentimos que se nos toma el pelo indiscriminadamente. Sin embargo, nos entusiasma la gente y sus expresiones culturales de cualquier tipo, y es en este ámbito donde intentamos que se nos escuche.

En Ars Creatio nos proponemos mostrar al mundo que estamos vivos, que nos interesa lo que se cuece en las cocinas de la cultura, y por cultura entendemos todo lo que signifique expresión de sentimientos o formas de ver las diferentes realidades que nos rodean. Señores, debemos explotar la interculturalidad porque quizás sea una de las pocas ventajas que nos ofrece la dichosa globalización.

Por otro lado, ya era hora de que se nos dejase un lugar donde reforzar nuestra identidad como jóvenes y, por qué no,modestamente, como artistas en el más amplio sentido de la palabra.

Pero no sólo juventud es lo que va a mostrar Ars Creatio, sino también autores y artistas, investigadores y pensadores, aficionados e intelectuales de todas las edades, de todos los lugares, de todos los ámbitos de la cultura, de todo tipo y condición. No hay normas, salvo la que los propios autores se autoimpongan (y las propias del buen gusto, por supuesto). Desde Ars Creatio se apuesta por el eclecticismo, la pluralidad, la amalgama y , en definitiva, la variedad de temas y propuestas artísticas. Sólo desde este punto de partida podremos llegar a un feliz destino; sólo siendo honrados con nosotros mismos seremos capaces de serlo con aquellos que nos lean.

Queda, pues, abierta una puerta. Todo aquel que se considere preparado para un verdadero viaje alucinante que de un paso adelante y entre en el mundo de Ars Creatio.

octubre 2005