Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 30 - Primavera 2013
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Helado Maria Sentandreu



     Éric se compró un piso, se independizó e inició una nueva etapa en su vida. Fue al banco y pidió un préstamo, firmó el contrato sin comprender que también estaba hipotecando su futuro. Era camarero, un hombre feliz a pesar de las adversidades. Entonces estalló la crisis económica, el gobierno subió los impuestos y recortó el sueldo a los funcionarios, el paro aumentaba a gran velocidad y la gente se estaba apretando el cinturón. El restaurante estaba casi vacío, la gente prefería comer en su casa. Éric llegó al trabajo y el jefe le dijo: «Lo siento, pero estás despedido». Sólo tenía dinero para resistir unos meses y se echó a temblar.


     Ahora Éric está en la calle, con un montón de libros en una mochila y una maleta llena de ropa. Es un desahuciado, el banco le ha robado el piso. Aún le quedan unos céntimos en el bolsillo para un último deseo. Se acerca a la heladería de la esquina y se compra una tarrina de helado de menta y chocolate. Cierra los ojos y lo saborea como si fuera un trozo de cielo.

     Mientras se come el helado desaparece la angustia y disfruta el momento como si aquello fuera el fin del mundo. Anda despacio, pues vuelve a casa, a vivir de nuevo con sus padres.