Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 66 - Primavera 2022
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Equinoccio de primavera Maria Sentandreu


El eje de la Tierra está ligeramente inclinado respecto al plano de traslación alrededor del Sol y su luz no llega por igual a todos los puntos del planeta. Si la Tierra no estuviera inclinada, el Sol siempre incidiría sobre el Ecuador y la cantidad de luz que recibiría el planeta sería la misma en todos los lugares, aunque entonces no habría estaciones. Éste es el motivo de los equinoccios y de los solsticios. Cada año se producen dos equinoccios y dos solsticios que dan paso a las cuatro estaciones.

—Equinoccio de marzo: 20 o 21 de marzo.

—Equinoccio de septiembre: 22 o 23 de septiembre.

—Solsticio de junio: 20 o 21 de junio.

—Solsticio de diciembre: 21 o 22 de diciembre.

No es lo mismo estar en el hemisferio norte que en el hemisferio sur, por eso a veces se prefiere denominar a estas efemérides astronómicas por el mes y no por la estación. Cuando empieza la primavera en el hemisferio norte empieza el otoño en el hemisferio sur y viceversa. En los equinoccios de marzo y de septiembre, el Sol incide directamente sobre el Ecuador y los días duran lo mismo que las noches. En cambio, en los solsticios de junio y de diciembre, la trayectoria del Sol respecto al Ecuador está lo más lejos posible, ya sea hacia el norte o hacia el sur. Si hablamos del hemisferio norte, en el solsticio de verano se observa el día más largo del año, y en el de invierno, el día más corto.

De hecho, la palabra equinoccio procede del latín y significa «igual noche», ya que la noche dura lo mismo que el día. En 2022, el equinoccio de primavera ha tenido lugar el 20 de marzo en el hemisferio norte, mientras que en el hemisferio sur será el 23 de septiembre.

La llegada de la primavera se celebra de muchas maneras alrededor del mundo, pero en cualquier caso tiene que ver con el renacimiento de la naturaleza. En India se celebra la llegada de la luna llena de marzo y los niños y los adultos se lanzan polvos de colores en las calles, mientras bailan y cantan. En Japón se dedican a admirar las flores del cerezo para celebrar el inicio de la primavera y lo efímero de la vida, los amigos y las familias se van al campo y hacen picnics. En México la gente sale a la calle y viajan a algunos lugares arqueológicos, vestidos de blanco, para recoger las buenas energías de esos espacios. En Rusia celebran que ya se va el frío extremo y comen crepes de varios sabores. En Suiza se hace una fogata y se quema un muñeco. En Polonia se lleva a cabo un desfile con la efigie de la diosa Marzana para celebrar el final del invierno.

Pero... ¿qué significa la palabra primavera? Proviene del latín por ver primum (a la entrada del verano). También existen, en latín, las palabras primaevitas (que significa «la edad primera») y primaevus (que se traduce por «el que está en la flor de la edad»). Por eso se dice a veces, cuando una persona es joven o adolescente, que está en la primavera de la vida.