Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 64 - Otoño 2021
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Joaquín Chapaprieta, afán de concordia Antonio Sala Buades

 

El grupo de actores de Ars Creatio repuso la obra de Eliseo Pérez

Joaquín Chapaprieta, afán de concordia

Homenaje al torrevejense que alcanzó la más alta responsabilidad

 

Como ocurre con muchos personajes destacados en diversos campos, entre los que no escapa la política, los nombres asociados a calles, edificios o entidades quedan difuminados por ir perdiéndose su trayectoria en la memoria popular. La auténtica historia, los hechos relevantes que merecieron la posteridad de su protagonista, quedan circunscritos y a la vez ocultos —paradójicamente— por una placa o un membrete, con la injusticia que ello acarrea. Los años pasan sin darnos cuenta, hasta que llega el momento de recapacitar sobre un oportuno recordatorio, con el propósito de que los recién iniciados sobre cualquier materia dispongan de más elementos a su alcance.

Ars Creatio continúa su labor de acercamiento, al público de todas las edades, de personalidades locales. El torrevejense que alcanzó la más alta responsabilidad, por haber desempeñado varias carteras ministeriales y la presidencia del Gobierno —entonces denominada «del Consejo de Ministros»—, volvió a cobrar vida en el escenario, en esta representación histórica, para contarnos su papel en un tiempo especialmente difícil para nuestra nación: el que precedió a la guerra civil del siglo xx. Porque siempre hay que tener en cuenta que hubo otras antes, precisamente para conseguir que la referida sea la última.

El miércoles 28 de julio de 2021, a las 20.30 horas, Ars Creatio homenajeó al abogado y político Joaquín Chapaprieta Torregrosa, que, en distintas épocas de su vida y de la historia de España, llegó a ser diputado, senador, ministro (de Trabajo y de Hacienda) y presidente del Gobierno. Una trayectoria reconocida mientras estaba en ejercicio, con recibimientos multitudinarios en sus visitas; y en nuestros días, dando nombre a calles o entidades, testimonio de cuanto procuró y logró para su pueblo natal. Pero siempre es conveniente un recuerdo de los episodios históricos —diluidos con el paso del tiempo—, para que el nombre sea asociado a ellos, e incluso a un ámbito nacional, como en el caso que nos ocupa. En un Teatro Municipal que completó el aforo permitido por las disposiciones sanitarias, asistieron la teniente de alcalde Rosario Martínez Chazarra y los concejales Antonio Quesada (con actuación en off, para sorpresa de gran parte de la sala), Ricardo Recuero, Sandra Sánchez, Concha Sala, Tomás Ballester, Carmen Gómez, Andrés Antón, Ana Pérez, Rodolfo Carmona y Pablo Samper, así como la reina de la Sal, Raquel Tévar, y una nutrida representación de descendientes, en distinto grado de parentesco, del protagonista de la obra.

De justicia asimismo es tener presente al periodista extremeño José Julián Barriga Bravo, gran estudioso de la política española, que en una conferencia en Torrevieja («Joaquín Chapaprieta: la última oportunidad para la paz y la salvación de la República», pronunciada en octubre de 2014) nos llamó la atención sobre la figura del mencionado y sobre el hecho de que, por diversos motivos, no se le guardara la memoria que merecía. Por supuesto, Ars Creatio recogió el testigo y al año siguiente (diciembre de 2015, octogésimo aniversario del episodio recreado) representaba en el Casino el texto de Eliseo Pérez Gracia, en el que tomaba también como base el libro del propio Chapaprieta La paz fue posible.

Para esta reposición, el autor ha adaptado su escrito a un escenario teatral y lo ha ampliado con algunas escenas. Destacaron los detalles del decorado y el atrezo (las portadas auténticas del periódico La Voz de los mismos días que se rememoraban, o una cámara fotográfica de la época). Con el formato de una entrevista —«o interviú, como se decía entonces»— periodística en su casa de Zúrich en pleno desarrollo de la guerra civil, el personaje protagonista hace llegar al público las circunstancias de su nacimiento en Torrevieja, su profesión y su posterior trayectoria política. Se termina haciendo hincapié en el delicado momento en que Chapaprieta desempeñó el cargo de presidente del Consejo de Ministros —si bien donde más a gusto se encontró fue en la tarea hacendística y financiera—, con las vicisitudes comprensibles en los meses previos (de septiembre a diciembre de 1935) a un estallido que se avecinaba y que el torrevejense trató de evitar por todos los medios a su alcance, hablando con unos y con otros, y con el riesgo de no complacer ni a otros ni a unos, pese a las consecuencias que podía acarrearle. La vocación de servicio fue llevada al extremo de poner en juego la propia vida: algunos de sus compañeros la perdieron.

Ese afán conciliador queda destacado en la obra, subrayando la idea de José Julián Barriga de que Chapaprieta fue uno de los precursores del concepto de «centro» político. Un afán conciliador, sin duda, muy necesario en cualquier tiempo, como también en la actualidad: precisamente el año del sesquicentenario del nacimiento (1871) de don Joaquín.

Fotografía: Joaquín Carrión

 

JOAQUÍN CHAPAPRIETA, AFÁN DE CONCORDIA

PERSONAJES (por orden de intervención):

Narradora: Marisol Cos Delgado

Narrador: Alejandro Blanco Vega

Joaquín Chapaprieta Torregrosa: Antonio Sala Buades

Secretaria: Emma Pérez Beviá

Antonio Montes, periodista: Javier Nieto Roca

Santiago Alba, ministro: Francisco M. Sánchez Fernández

Joaquín Chapaprieta, joven: Pedro Payá Giménez

Rapsoda: Amparo Moreno Viudes

Vendedor de periódicos: Héctor Lucas García

Paulino Pérez, reportero: Jagoba Sánchez García

Ángel Muñoz, fotógrafo: Enrique Fernández Valdés

Andrés Gracia, gacetillero: Ramón Sánchez Ortega

Eva Ocaña, periodista: Melania Sala Valero

Niceto Alcalá Zamora, presidente de la República: Eliseo Pérez Gracia

Rafael Sánchez-Guerra Sainz, secretario general de la Presidencia de la República: Juan Antonio López Jordán

Miguel Maura, líder del Partido Republicano Conservador: Andrés Iglesias Castelao

Luis Lucia, fundador de Derecha Regional Valenciana y ministro de Comunicaciones: José Miguel Toro Carrasco

José María Gil-Robles, presidente de Acción Popular y ministro de la Guerra (off): Antonio Quesada Hurtado

Alberto Chapaprieta Ornstein: Carlos Sánchez Munuera

Joaquín Chapaprieta Ornstein: Juan Vicente Pujol Gradilone

Elisa Ornstein Trapote: Ana Meléndez Zomeño

 

FICHA TÉCNICA

Selección musical: José Manuel Pedrero Cánovas

Iluminación: ORECAM

Equipo técnico: Germán Gutiérrez Gómez y Emma Gutiérrez Pérez

Decorados y atrezo: Emma Pérez Beviá

Regiduría: Paqui Delgado Cano

Cartel: María del Carmen García Nieto

Montaje: Personal Instituto Municipal de Cultura

Diseño gráfico: LIMIÑANA

Texto: Eliseo Pérez Gracia

Dirección: Josefina Nieto Gómez

Colaboraciones especiales: Museo «La Imprenta en Torrevieja», Sociedad Cultural Casino de Torrevieja y Fotos Conesa