Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 57 - Invierno 2020
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Temporadas Rosalí­a Estela Salas Trujillo

 

Hoy está lánguido el día,

se parece a un otoñal,

quizás con matiz de Invierno...

—Nooo..., soy yo...

—¿Quién eres?

—¡La Primavera!

—¿La Primavera?

¿No se supone que traes

bienestar, alegría y amor?

—Es verdad, me altera

lo que a cuestas cargo,

una mochila con residuos,

negatividades, agresiones...

La llevo porque los hombres

olvidan las consecuencias

de todas sus actuaciones

y lo frágil que es la Tierra...

—Una pena —reveló el Verano—,

la mía es muy inquietante,

llena viene de elementos

todos muy desagradables...

El sol ardiendo en exceso,

deshielos de nieves eternas,

icebergs que flotan sin rumbo,

aguas que corren sin cauces,

que desbordan en playas,

en ríos, en mares,

que inundan ciudades...

Mucha tristeza en el mundo,

abuso del alcoholismo,

muy enfermos o drogados,

no saben cómo reír, amar,

y en luna llena soñar...

El poderoso don Dinero

se ha adueñado de las almas

y en ese afán tan luctuoso

ven morir las esperanzas

y en los inseguros, la fe...

Ya no recuerdan que Dios

aún brilla en los corazones...

El hombre sólo es un hombre

que a veces se cree Dios,

como el lobo, que al cordero

quiere engañar con su piel.

¡Oh, errante Primavera,

pídele a Dios bendiciones!

Que no nos cubra el espanto,

que encontremos la humildad...