Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 55 - Verano 2019
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Temporales en Torrevieja Francisco Rebollo Ortega

 

De todos es sabido el buen clima que a lo largo del año disfrutan los ciudadanos de Torrevieja, con una temperatura media de 19º y unos 340 días de sol al año, con unas precipitaciones que oscilan entre 200 y 250 mm principalmente en primavera y otoño, llegando a sumar entre 25 y 50 días. Como beneficio, Torrevieja cuenta además con un parque natural que con las dos lagunas, la de La Mata y la de Torrevieja, representa algo más de la mitad de la superficie del termino municipal, que son 72’2 kilómetros cuadrados, lo que con los vientos y brisas del mar la convierte en una ciudad saludable. Por ese motivo es elegida por miles de personas como ciudad de primera o segunda residencia, sin contar las que a lo largo del año, principalmente en los meses de verano, vienen a pasar unos días. Muchas de estas personas proceden de países y regiones con idílicos paisajes, como, por citar algunos, los paisajes asturianos, santanderinos, vascos y gallegos, los de los países nórdicos, y otros que disfrutan de vistas espectaculares. Quiero decir con esto que las personas que vienen a Torrevieja lo hacen principalmente por su clima y por ser una ciudad acogedora. Las salinas también dan su toque beneficioso para la salud, sobre todo por los barros y la composición de la sal. Sobre esto podría poner varios ejemplos con el libro encuesta que realizó un antropólogo asturiano licenciado en el que aparece una serie de entrevistas a residentes asturianos en Torrevieja con la simple pregunta de por qué la habían elegido para vivir. La mayoría no dudó en decir que por el clima. Pero a pesar de lo dicho, Torrevieja, a lo largo de su historia, ha sufrido con más o menos intensidad temporales, tornados, nevadas, granizadas y lluvias, algunas de ellas con lamentables resultados de daños por naufragios, destrozos en viviendas, playas, carreteras, árboles, vehículos, etc. 


Naufragio del bergantín noruego Bir Kebeiner

El 8 de noviembre de 1869, a causa de un temporal de levante, naufragó en la bahía de Torrevieja el bergantín noruego Bir Kebeiner.


Naufragio de las fragatas Joseph Haydin y Alora

En el mes de mayo de 1870, a causa de un temporal, naufragó en la playa de Ferrís de Torrevieja la fragata noruega Joseph Haydin, al mando del capitán Andrés Jansen. Por aquellos días, igualmente naufragó en esta bahía la fragata Alora, capitaneada por el capitán Ernest Carl Herman Spierling.


Naufragio de la corbeta Josefa

El 15 de diciembre de 1877, naufragó en aguas de Torrevieja la corbeta Josefa, en el que se ahogaron el capitán y cuatro tripulantes.


Naufragio de dos botes

En el mes de mayo de 1879, cuando regresaba a la playa tras acompañar a una pareja de pesca, a causa de una fuerte racha de viento naufragó un bote, en el que fallecieron ahogados los dos marineros que lo tripulaban. Uno de ellos estaba casado y tenía cinco hijos. En la madruga del día 12 del mismo mes naufragó otro bote que había salido a pescar tripulado por tres hermanos que fallecieron en el naufragio. Pasados tres días, unos barcos de pescadores vieron flotando restos del bote.


Naufragio de la corbeta Limero

El 20 de diciembre de 1883, en un temporal de levante cuando se encontraba cargada, naufragó en la playa del puerto de Torrevieja la corbeta Limero, matrícula de Barcelona, capitaneada por Pablo Moraga. Se salvaron los catorce tripulantes y doce salineros de Torrevieja que en aquel momento se encontraban a bordo terminando la carga.


Embarranca en los bajos de Ferrís la corbeta noruega Soon

El 15 de noviembre de 1886, embarrancó en los bajos de Ferrís la corbeta noruega Soon, y se salvaron doce tripulantes del buque.


El temporal del 14 de febrero de 1886

El 14 de febrero de 1886, un temporal de levante produjo la pérdida total de un falucho y dos barcos de pesca, además de los barcos que a causa del viento quedaron varados en la playa, algunos de ellos con averías.


La pérdida del laúd Rosita y de la goleta Joven Trinidad

El 1 de diciembre de 1887, a causa de un temporal, se perdieron en la rada del puerto de Torrevieja el laúd Rosita y la goleta Joven Trinidad. Lograron salvarse las tripulaciones, cinco tripulantes del primero y otros cinco de la segunda, gracias a la intervención de diez marineros de la Estación de la Asamblea Local Salvamento de Náufragos, que les dieron auxilio.


Temporal con aparato eléctrico

El 8 de septiembre de 1888, un temporal descargó una chispa eléctrica que entró por la ventana del patio de la casa de un señor de apellido Inglada, produciendo la rotura de un espejo y daños en pared. Aquel día, a causa del temporal y de las lluvias, cayeron dos barracas, causando graves lesiones a un anciano.


Salvamento en un temporal

El 7 de enero de 1891, en un temporal de levante, los tripulantes del barco sueco Perú ayudaron al salvamento de los diez tripulantes de la escampavía San Juan y a los siete del mítico San Jaime y del laúd Víctor


Naufragio de un bote

El 6 de febrero de 1891, en un temporal, naufragó un bote en la bahía de Torrevieja, siendo salvados sus tres tripulantes por personal de la Estación de Salvamento de Náufragos.


Naufragio del bergantín Rosa Madre

El 9 de diciembre de 1892, a causa de un temporal, naufragó en la bahía de Torrevieja el bergantín Rosa Madre, del que se salvó toda la tripulación por la intervención de Servicio Local de Salvamento de Náufragos.


Naufragan varias embarcaciones

El 20 de febrero de 1894, en un temporal, naufragaron varias embarcaciones en la bahía de Torrevieja, de las que fueron salvados 23 tripulantes.


Salvamento de dos náufragos

El 10 de octubre de 1904, el personal de la Estación de Salvamento de Náufragos de Torrevieja rescató a dos tripulantes de un barco que había naufragado en la bahía.


Temporal de viento y lluvia

A finales de mes de septiembre de 1906, un temporal de viento y lluvia azotó varios pueblos de la provincia de Alicante, entre ellos Orihuela, Albatera, Elda y Torrevieja. A causa de la lluvia se perdieron las cosechas de sal y de vino de La Mata. Asimismo, el temporal causó el hundimiento de dos fábricas y varias casas y el corte de la línea de ferrocarril del ramal de Albatera-Torrevieja.


Salvamento de los tripulantes de un bote

El 1 de septiembre de 1907, el personal voluntario de la Estación de Salvamento de Náufragos salvó a los tripulantes de un bote que había naufragado en la bahía.


Naufragio de la balandra Voladora

El 12 de septiembre de 1907, a causa de un temporal de levante, naufragó en las proximidades de Punta Prima la balandra Voladora, de la que fue salvada toda la tripulación.


Detenido el embarque de la sal

El 19 de enero de 1908, a causa de un temporal de levante, se suspendió el embarque la sal en la bahía de Torrevieja y hubo diversos daños en la población. 


Naufragio del bergantín Fe

El 7 de febrero de 1909, en un temporal de levante, naufragó en la playa de los Náufragos el bergantín Fe, del que fueron salvados sus once tripulantes por el personal voluntario de la Estación de Salvamento de Náufragos de Torrevieja.


Naufragio del laúd Joven Trinidad y de la polacra goleta Pedro

El 20 de octubre de 1909, naufragaron en la costa de Torrevieja el laúd Joven Trinidad y la polacra goleta Pedro, de los que se salvaron los ocho tripulantes.


Naufragio de la fragata Albión

El 4 de octubre de 1912, en un temporal de levante con viento huracanado y lluvia, naufragó en Torrevieja la fragata rusa Albión, que había arribado a la bahía con un cargamento de madera. Cuando la fragata se encontraba fondeada en la bahía, al romper las amarras fue empujada por el viento y las olas hasta la costa próxima a la playa de Ferrís. Por suerte, se salvaron sus catorce tripulantes, incluido el capitán, que fueron rescatados por marineros torrevejenses.


Gran nevada

El 2 de enero de 1914 se produjo una gran nevada que cubrió de nieve todas las calles, plazas y tejados de la población.


Naufragio de varias embarcaciones

El 22 de febrero de 1914, en un temporal en la bahía de Torrevieja, se salvaron veinte tripulantes de varias embaiciones que habían naufragado cerca de la rompiente.


Naufragio del bergantín goleta 6 de Enero

En el año 1915, a causa de un temporal de levante, embarrancó en punta de Pilas de Torrevieja el bergantín goleta 6 de Enero, que al chocar contra las rocas del fondo de la punta quedó totalmente destrozado. Por suerte, pudo salvarse toda la tripulación. El temporal también causó daños en varias parejas de pesca que ese día se encontraban fondeadas cerca del muelle Mínguez.


Vendaval de levante

En la tarde del 7 de enero de 1919, un fuerte vendaval de levante produjo el hundimiento el pailebote María Concepción, que se encontraba en la bahía cargado de sal con destino a Melilla. Cuando la tripulación estaba en tierra, excepto el marinero vigilante que quedó a bordo, el viento arrastró el barco a la playa, por lo que el marinero, para salvarse, se echó al agua y llegó a nado a la orilla. El vendaval produjo daños en varias embarcaciones que se encontraban fondeadas en la bahía.


Naufragio del pailebote Minnie G Parsons

El 10 de febrero de 1919, a la una y media de la tarde, cuando se encontraba con cargamento de sal con destino al puerto de Santos (Brasil), naufragó frente a la playa de Ferrís el pailebote inglés Minnie G Parsons. De sus siete tripulantes, incluido el capitán, únicamente logró salvarse el contramaestre.  


Naufragio del pailebote José Salgado

En la noche del lunes 27 de septiembre de 1919, sobre las once de la noche, en los grandes temporales de lluvia y viento de aquellos días, conocidos por la sanmiguelá —por coincidir con la festividad de San Miguel Arcángel el 29 de septiembre—, que azotaron la costa de Alicante a Cartagena, naufragó en las proximidades de la playa de Ferrís el pailebote matrícula de Villagarcía de Arosa (Pontevedra) José Salgado. Gracias a los auxilios del vapor español Concha y del persaonal voluntario de la Estación de Salvamento de Náufragos de Torrevieja, todos sus tripulantes se salvaron.


Naufragio del pailebote Mercedes

El 31 de marzo de 1921, naufragó en Torrevieja el pailebote Mercedes, del que se salvaron sus once tripulantes.


Tormenta de granizo

El 1 de mayo de 1921 por la tarde se produjo en Torrevieja una gran tormenta de granizo que dejó las calles intransitables y causó destrozos en tejados y campos, entre ellos en las viñas de La Mata.


Naufragio de varias embarcaciones

Entre los días 6 y 9 de febrero de 1922, naufragaron en la bahía de Torrevieja varias embarcaciones de las que se salvaron un total de 35 tripulantes, por personal voluntario de la Estación de Salvamento de Náufragos. El 6 de febrero naufragaron en la bahía de Torrevieja los laúdes San Vicente y Joven José, de los que se salvaron sus doce tripulantes, gracias a la intervención de marineros voluntarios de la Estación de la Sociedad de Salvamento de Náufragos de Torrevieja.


Gran nevada

El 26 de diciembre de 1926 cayó sobre Torrevieja una gran nevada que cubrió de blanco todas las calles, plazas y tejados de la población.


Un huracán

El 3 de agosto de 1830 se produjo en Torrevieja un gran huracán que puso en peligro a varias embarcaciones. En ese mismo año, un temporal de levante causó daños materiales en las instalaciones de las Eras de La Sal.


Temporal de levante

En el mes de noviembre de 1930, un temporal de levante de viento y mar azotó la costa de Torrevieja.


Naufragios en la bahía de Torrevieja

El 30 de noviembre de 1931, naufragaron en la bahía de Torrevieja el pailebote Asunción, la balandra María Ballester y la embarcación de pesca Joven Vicente, de los que se salvaron 17 náufragos por la intervención de marineros voluntarios de la Estación de la Sociedad de Salvamento de Náufragos de Torrevieja.


Embarranca en Ferrís la fragata sueca Freden

El 26 de septiembre de 1932, en un temporal de levante varó en los bajos de Ferrís la fragata sueca Freden, saliendo ilesa toda la tripulación.


Destrozos en la escollera

A principios del año 1940, un duro temporal de levante causó grandes destrozos en la escollera, por lo que se realizó un nuevo proyecto para repararlos.


Tromba marina

Sobre las 12 de la mañana del domingo 13 de abril de 1958, una tromba marina que entró por el mar al casco urbano de Torrevieja causó graves daños en algunas viviendas, cantinas, casetas de madera, y desmanteló los tejados de unas cincuenta viviendas y varios eucaliptos de la avenida 18 de Julio, hoy paseo de la Libertad, y en otros puntos, además de causar varios heridos.