Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 51 - Verano 2018
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Volvió a llegar la luz Editorial

 

Y siempre llegará «la luz»... Y es que, si hay algo que caracteriza al verano, junto con el calor, es precisamente la luz. Esa luz que nunca dejará de llegar recurrentemente con el solsticio de verano, para retirarse poco a poco con el equinoccio de otoño.

Este año, el verano comenzó oficialmente el 21 de junio, y pocos días después, la revista digital Ars Creatio abre su segunda cincuentena.

Efectivamente, el verano, y sus largos y luminosos días, transcurren entre vacaciones y trabajo, playa y montaña, aperitivos y cenas al aire libre, sandía, melón, gazpachos, helados, canciones de verano y..., ¿por qué no?, algún fracaso futbolístico como el de este año, pero aportándonos sin duda toda esa luz que tanto abunda en estos días.

No obstante, si hay algo que ilumina nuestras vidas por encima del periodo estival, es la cultura. Y Ars Creatio, con su presencia en Torrevieja y su extensión al mundo entero a través de su revista digital, nos enriquece no sólo en verano sino durante todo el año con su incesante actividad, a lo largo ya de nada más y nada menos que doce años y cincuenta y un números de esta su publicación.

Recientemente, gracias a Ars Creatio, nos acercamos aún más a las lagunas de Torrevieja y La Mata, conocimos la faceta musical de Federico García Lorca, muchos niños dieron alas a su creatividad mediante el concurso infantil de cuentos, pudimos conocer a Elías Superespía, reflexionamos junto a Sócrates, hicimos un vertiginoso viaje de la mano de Hitchcock y disfrutamos de dos agradables sesiones de cinefórum, entre otras cosas... Así como la reaparición del concurso «Una imagen en mil palabras», cuyo fallo se presenta en esta revista de verano.

Pero todo esto no es más que una muestra de lo que Ars Creatio ha hecho desde su nacimiento, y tan sólo un reflejo de la muchísima luz que le queda por proyectar sobre la cultura, impregnándonos a todos con ella para hacernos mejores personas, más completas, más felices..., porque todo esto se puede atribuir sin duda a la cultura.

Seguro que todos nosotros tenemos entrañables recuerdos de los veranos de nuestra niñez: ya sean esos viajes para ir a visitar a la familia por interminables carreteras, pero que hacíamos con mucha ilusión por el reencuentro, y amenizábamos con los chistes de Eugenio o Arévalo. O de los juegos en la playa y en la calle, de los cines de verano, de alguna canción que aún oímos y relacionamos con algún amor de verano y, en general, de intensas vivencias propias de esta época del año.

Pero los tiempos cambian y las personas con ellos, y aunque muchos de esos recuerdos de nuestra niñez aún pueden ser revividos..., otras formas de vida se han abierto paso en nuestra sociedad, la cual puede evolucionar y transformarse, pero nunca debe renunciar a ese maravilloso don con el que la existencia ha bendecido a la humanidad, que no es otro que la posibilidad de realizarse por medio de la cultura.

Por todo esto debemos apreciar en todo su esplendor esa luz que el verano nos aporta y proyectarla más allá, llevándola a nuestras vidas, como la que durante tanto tiempo nos ha traído Ars Creatio y seguro que seguirá trayendo en el futuro.

Y... ¿quién sabe? Quizás nuestro conferenciante Nahum Méndez Chazarra le proporcione incluso la clave para llegar más allá de la Tierra.