Los componentes de la asociación cultural Ars Creatio junto a María Dueñas en la presentación de su nuevo libro

09-26-2012

María Dueñas presentó su nueva novela Misión Olvido en la librería Santos del Centro Comercial Zenia Boulevard
  Compartir


Con esta obra, una historia de amor y exilio a caballo entre España y Estados Unidos, la autora, María Dueñas, intenta repetir el éxito de su primera novela, “El tiempo entre costuras” que es ya un fenómeno editorial con más de un millón de ejemplares vendidos y traducida a más de treinta idiomas, además de tener su adaptación televisiva a punto de estrenarse.

Recién llegada de su gira de promoción por California, escenario principal de su nueva novela "Misión Olvido", y por mediación de la librería Santos Ochoa y la responsable de la misma Cristina Gutierrez; María Dueñas presentó su nuevo libro en la Plaza Mayor de Zenia Boulevard, frente al numeroso público que allí se congrego. Cristina fue la encargada de prensentar, a una de las autoras de moda, al publico allí reunido, haciendo una semblanza de la trayectoria de Maria, a continuación firmó ejemplares en la librería Santos Ochoa de este nuevo Centro Comercial. Los componentes de la asociación cultural Ars Creatio, pudieron cambiar impresiones con María Dueñas, quien le dedicó su libro.

Tres años después de la publicación de El tiempo entre costuras, vuelve María Dueñas a llamar a las puertas de los lectores con una historia que pone en voz de una mujer. Una mujer contemporánea cuya estabilidad aparentemente invulnerable ha saltado de pronto por los aires. Se llama Blanca Perea y ha decidido huir.

María Dueñas explicó en la presentación de su libro, que “en “Misión olvido”, Blanca Perea, acaba de sufrir un divorcio y para superarlo, se va a una universidad de California para ordenar el legado de Andrés Fontana, un profesor español que tras la Guerra Civil se exilió en Estados Unidos, y cuya vida va descubriendo. En el campus conocerá a Daniel Carter, un maduro profesor que viajó a España a finales de los años cincuenta para hacer una tesis sobre Ramón J. Sender, y tendrá mucho que ver con ambas historias que se desarrollan paralelamente”